A recuperar la soberanía alimentaria

Desde la carrera de Nutrición de la Universidad de Buenos Aires, estudiantes y docentes idearon y pusieron en marcha un kiosko desde donde intentarán generar conciencia sobre hábitos alimenticios, apuntando a un cambio social.

kioskeros

 

Estudiantes de la Licenciatura en Nutrición de la UBA, impulsados desde la Cátedra Libre de Soberanía Alimentaria y desde el centro de estudiantes de Nutrición, se pusieron como meta comenzar a generar conciencia sobre hábitos alimenticios, apuntando a un cambio en toda la sociedad. Así, abrieron en la Facultad el Kiosko Saludable “VENI UBA”, donde invitan a mejorar la salud física, mental y espiritual vendiendo productos agroecológicos (manzanas, yerba, harinas y azúcar) y preparaciones caseras como muffins, budines, galletas, panes integrales, barritas de cereal, chipa y mermeladas, entre otras comidas.

“Con la existencia del kiosco los estudiantes de nutrición y de otras carreras tienen la posibilidad física y económica de acceder a alimentos caseros y saludables, fomentando de esta manera el derecho que tienen las personas de acceder a productos nutritivos producidos de forma sostenible, conociendo cuáles son sus componentes”, explicó Mariel Sposato, una de las coordinadoras del Kiosko Saludable VENI UBA.

“Comamos Sano, Seguro y Soberano” es el lema de esta iniciativa. Las preparaciones de los alimentos son elaboradas por los estudiantes-cocineros que forman parte del kiosko. Cada uno es responsable de la compra de sus ingredientes, teniendo en cuenta que a través del kiosco se busca revalorizar la cultura, redescubrir ingredientes como semillas, frutos secos, harinas integrales y azúcares de todo tipo.
kioskida

Una de las preguntas que deberíamos hacernos como sociedad es: ¿Qué beneficios trae buscar alimentos que no atenten contra la salud? La industria ofrece productos alimenticios hechos con ingredientes, conservantes y aditivos que no sabemos ni pronunciar, además de sabores artificiales e insípidos que no hacen bien a la salud. En este caso, VENI UBA intenta que las personas tengan otra alternativa y puedan elegir. “Este es nuestro “granito de arena” para promocionar hábitos saludables que logren una mejor calidad de vida y preocupación a la hora de elegir qué comemos.”

Sin dudas, este nuevo emprendimiento es además un punto de encuentro desde el que se puede generar otra economía. Mariel explicó: “Para nosotros los estudiantes, que compartimos y debatimos ideas, valores, conocimientos y objetivos, es un lugar fijo. También lo es para todos aquellos que se acerquen a conocernos, simplemente por el hecho de que no solo se llevan alguna preparación casera, sino que se pueden detener unos minutos a tomar unos mates y conversar con nosotros de diversos temas.”

kiosko comprando

Objetivo principal: Recuperar la soberanía alimentaria

“Si bien nuestro objetivo no es económico, particularmente para los estudiantes que estamos formando parte de este proyecto, representa una posibilidad laboral diferente, que muchas veces en el mundo universitario es algo difícil de llevar adelante; pero más allá de eso, es una forma de empezar a tomar contacto con la realidad actual, y poder enfrentarlo a la realidad y a los cambios que queremos generar como futuros profesionales de la salud que somos. Más que lograr otra economía, nuestro objetivo es recuperar la soberanía alimentaria, que las personas vuelvan a empoderarse respecto a formas de producción, y consumo que crean más acordes a nuestra cultura y saludables para todos, desde nuestras familias hasta el medio ambiente”, aseguró Mariel.

Como sociedad capitalista, estamos invadidos por formas de consumo y producción que no nos representan y son excesivamente dañinas. “Saber que elegir comer” es una forma directa de ocuparse de la salud. “Pretendemos que se comprenda el concepto de que una buena alimentación: es la mejor forma de prevención ante posibles enfermedades y el camino necesario para una mejor calidad de vida”.

 

Una carrera que busca el cambio social

Antes de terminar la entrevista, Mariel, quien coordina las actividades del kiosco, habló sobre la misión que tienen los egresados y estudiantes de la carrera de Nutrición de la Universidad de Buenos Aires: “Nuestra carrera es predominantemente social, y el contacto con la gente, estudiantes y no estudiantes de la facultad, que puedan acercarse a hablar con nosotros, y nosotros a ellos, que se interesen por lo que hacemos, es lo que más nos reconforta. Ese es el mayor beneficio que obtenemos. Por lo pronto sabemos que hay mucho por hacer y mejorar, es un camino de aprendizajes para todos, y estamos con muchas ganas de seguir llevándolo adelante y que muchos más se contagien de las mismas ganas de replicar estas ideas por todos lados”.

 

 

©2018 Portal de Noticias Consumo Solidario | info@consumosolidario.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?