EXPANDIRSE EN TIEMPOS DE CRISIS: UNA EPOPEYA COOPERATIVA

EXPANDIRSE EN TIEMPOS DE CRISIS:
UNA EPOPEYA COOPERATIVA

Aunque parezca mentira, donde los precios suben y los locales cierran por doquier, la recuperada quesera La Ciudad, que produce las muzzarellas Séptimo Varón, abrió su tercer espacio de venta al público: “en 2015 éramos 8, hoy somos 16”.

Tres locales en los últimos tres años. Todo un logro de la cooperativa La ciudad, que con su marca Séptimo Varón está inundando sus productos a los barrios porteños de Monte Castro y Floresta. “Tenemos la política de hacer crecer la cooperativa, que los excedentes vayan a conseguir nuevos asociados y puestos de trabajo. Hay dos trabajadores más desde que abrimos el local. En 2015 éramos 8, hoy 16”, resumió a esta agencia Fabio Resino, presidente de la empresa social.

Hace quince años, los empleados de Séptimo Varón pasaban por una situación límite en la vida de cualquier trabajador: al borde de quedar despedidos, sin nada en sus manos, mientras la empresa cerraba sus puertas. Sin embargo, el trabajo en conjunto, la resistencia que venía dada por el inmenso proceso de recuperación de puestos de trabajo en los últimos años, hizo que la fábrica siguiera produciendo, y se formase un nuevo miembro de la economía popular.

Hoy la realidad es otra. Aunque la producción de lácteos cayó un 14 por ciento en el 2016, la importación casi roza el 50 por ciento y su consumo está a los niveles del 2002, ellos apuestan a otro modelo de comercialización, donde no impere la remarcación, que hace que los precios de estos productos se vayan a las nubes. “Como cooperativa, no perseguimos una ganancia extraordinaria, sino una buena relación precio-calidad. La gente se vuelca a nuestra propuesta porque es barato. Nuestra muzzarella está a 85 pesos, frente a los 105 del mercado”, nos comentó Resino. Pero además, los locales de la cooperativa están presentes otros productos de la economía social: “Comercializamos fiambres, quesos, salsas de Mendoza, miel de la Federación de cooperativas apícolas, aceitunas, vino, dulces, grisines de empresas recuperadas y cooperativas”.

Entonces, al pasar por la calle César Díaz 4422, la marca Séptimo Varón representa un modelo a seguir en un país donde la inflación, el cierre de comercios y empresas, el aumento de las importaciones y la caída del poder adquisitivo no parecen tener fin. Un modelo que sigue apostando a generar empleos y generar lazos entre el productor y el consumidor. De ahí, el éxito de la cooperativa La Ciudad.

©2017 Portal de Noticias Consumo Solidario | info@consumosolidario.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?